Carta

La Paz, septiembre 7 de 2012

Señores
H. Alcalde Municipal, H. concejales y dirigentes vecinales
Irupana.-

Ref.- PREOCUPACIÓN POR SUERTE DE AV. LOS CEIBOS

Estimados paisanos:

Es de nuestro conocimiento que existe un proyecto de ampliación de la histórica Avenida Los Ceibos, que contempla la destrucción de los árboles que se encuentran en la parte baja de la vía. En principio, queremos dejar establecido que no nos oponemos al mejoramiento de esa ruta, pero creemos que el mismo es posible sin sacrificar a esos seres vivos que nos han acompañado durante todo el último siglo de la historia de nuestro pueblo.

Amigos, resulta paradójico que mientras en el país se esté buscando la manera de construir nuevos paradigmas de desarrollo, que no supongan la destrucción de la naturaleza, en Irupana se haya tomado la fácil decisión de destruir algo que no es nuestro, que pertenece a la naturaleza, que es herencia de nuestros abuelos y préstamo de nuestros hijos.

La Ley de la Madre Tierra, promulgada acertadamente por el presidente Evo Morales, establece que es deber de las autoridades e instituciones del Estado boliviano “Desarrollar formas de producción y patrones de consumo equilibrados para la satisfacción de las necesidades del pueblo boliviano para el Vivir Bien, salvaguardando las capacidades regenerativas y la integridad de los ciclos, procesos y equilibrios vitales de la Madre Tierra” (Art. 8 Num. 2). Esperamos que la ficha ambientan del proyecto en cuestión haya tomado en cuenta el impacto de esta obra (Ley 1333, Art. 25).

Nos cuestionamos también sobre cuán importante es una doble vía en Churiaca. Estamos hablando de un tramo de alrededor de un kilómetro de largo, con visibilidad de un extremo a otro. El minuto que pierde un vehículo en dar paso al que viene en sentido contrario, ¿justifica la destrucción de nuestros centenarios árboles?

Es cierto que la apertura de la vía de abajo afectó seriamente las raíces de los árboles de ese sector, pero creemos que la solución no pasa por terminar de voltearlos sino por recuperarlos. Para ello será necesario cerrar esa vía, volver a cubrir los bulbos, construir jardineras y convertirla en un pasaje exclusivo para peatones. Los choferes prefieren esa ruta porque la de arriba, habitualmente, está cubierta de lodo. Una vez que se empedré, enlosete o pavimente ese tramo habrá desaparecido el problema. ¿No es posible pensar en otro trazo? Los terrenos que están encima de la avenida son estatales: el ex Hotel Prefectural, el cuártel de Umopar (terreno municipal). De lo que se trata es de estudiar alternativas con el menor impacto ambiental y patrimonial posible.

Los ceibos de nuestra avenida han sido plantados a principios del siglo XIX. Nos han acompañado por más de 100 años. ¿Va a ser acaso nuestra generación de irupaneños e irupaneñas la que va a terminar con ese precioso legado? Amigos, nos gustaría reunirnos con ustedes para conversar, intercambiar argumentos, estudiar posibilidades de desarrollo que no hieran la belleza natural de Irupana. A la espera de noticias suyas, les hacemos llegar nuestras más sinceras consideraciones:

Atentamente, los abajo firmantes:

Condiciones de uso:

 

Para reproducir el contenido de Yungas Noticias:

Puede copiarse, distribuirse e informarse públicamente mencionando la fuente original y al autor en el encabezado de la nota e incluyendo el enlace completo al post original en este espacio.

Medios impresos, radiales, televisivos y/o multimedia:
El texto u otro formato publicado debe hacer referencia explícita a la fuente original y dejar claro a la audiencia y/o lectores tanto la fuente como dónde encontrar la información completa y original.

Web Hosting - By Bolivia Streaming